Venezuela ante el cambio climático

Dr. Juan Carlos Sanchez M.

La Fundación NADBIO, tuvo el placer de tener como invitado durante una interesante jornada en Barquisimeto al venezolano Juan Carlos Sánchez, Dr. en Ciencias Ambientales y Co- Ganador del Premio Nobel de la Paz 2007 como miembro del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC). Honor compartido ese mismo año con el ex – vicepresidente norteamericano Albert Arnold Gore Jr.

 En entrevista exclusiva para el programa de radio NADBIO, el Dr. Sánchez conversó con el Lic. José Noguera, moderador de este espacio, profesor universitario y creador de la cátedra  Contabilidad Ambiental de la UCLA. BIOCIENCIAS estuvo presente. A continuación, fragmentos de esta conversación entre expertos. (MCR)

 

JN.- Dr. Sánchez, durante muchos años… la discusión se ha centrado en las consecuencias de la actividad humana sobre estas alteraciones del clima. Sin embargo, surge una vertiente que ha ido cobrando fuerzas, que advierte que estos cambios son condiciones naturales del planeta… ¿Qué podemos decir al respecto?

JCS.- … en el mundo de la ciencia es sano que exista esta divergencia. De hecho, si no existiese, la ciencia simplemente no avanzaría. Te puedo asegurar que dentro del Panel no existe una preocupación con respecto a estas opiniones divergentes – cabe destacar que carecen de fundamentos científicos – . El cambio climático y sus consecuencias tienen una importancia tan radical, que estamos enfocados en nuestro doble propósito… no sólo de impartir conocimiento, sino de incidir – a través de nuestras conferencias y actividades- para que la sociedad sea realmente responsable con el ambiente. No hay tiempo que perder.

 JN.- Aprovechando su condición de docente, ¿Cuáles son realmente las consecuencias del cambio climático? Para muchos, sólo se trata de temporadas de sequías más largas o el aumento o descenso de las temperaturas promedio dependiendo del caso…

JCS.- Ciertamente esas manifestaciones que mencionas son las iniciales de la alteración del clima en el planeta. Pero hay que prestar atención a las proyecciones. Está demostrado que cada vez serán más largas las temporadas de sequía, lo cual va a alterar la producción de alimentos y – progresivamente – producirá un impacto socioeconómico importante. Menos alimentos producidos, menos ingresos y más costosa será su adquisición. Otro factor es la escasez de agua: ello ocasionará un descenso en la calidad de vida asociado – con el tiempo – a problemas de salud. Asimismo, la proliferación de plagas por el aumento de la temperatura que hace que estas se reproduzcan y extiendan geográficamente. ..

 JN.- Ante este panorama, la pregunta de rigor Dr. Sánchez, ¿Qué tan vulnerable es Venezuela ante las consecuencias del cambio climático?

JCS.- Generalmente cuando pensamos en cambio climático, lo asociamos a la imagen tradicional del oso polar que se está quedando sin hábitat y sin comida… lo vemos como algo muy lejano. Cuando enfocamos los efectos del cambio climático en Venezuela – y para explicar esto te hablaré de algunas estadísticas que publicaré próximamente en un libro – … estos efectos se manifiestan en nuestro país en fenómenos naturales extremos: lluvias copiosas, desbordamientos de los ríos, inundaciones, sequías – como en la mayor parte del Trópico -. En un trabajo reciente pude constatar que en los últimos 22 años en Venezuela se han registrado 14 eventos catastróficos con pérdidas humanas y de patrimonio bien importante. Esto nos da un promedio de un evento extremo cada 18 meses… y si cruzamos estos eventos con otros menores como desbordamiento de quebradas en las ciudades y crecidas de ríos, nos da la asombrosa cifra de 65 eventos adversos al año. Pero lo más sorprendente de este estudio – debo confesar que no me lo esperaba -es que, al colocar todos estos eventos en una escala de tiempo vemos que la incidencia se dispara a partir del año 2001; precisamente en esta última década, en la cual se han registrado los cinco años más calurosos en la historia del siglo. Claro está, una referencia de 22 años es muy corta para marcar una tendencia, pero sin duda, los indicios apuntan a que nuestro país, efectivamente, es muy vulnerable ante los efectos del calentamiento global.

 JN.- ¿Qué hacer como ciudadanos de este planeta?

JCS.- Cuando se comienza a mover la opinión publica, esto presiona a quienes toman las decisiones y establecen las políticas… las comunidades empujando a los líderes… definitivamente esto tiene que comenzar a agarrar cuerpo… la dificultad está en que si los países toman decisiones de manera independiente, es decir no coordinada, pues estas decisiones serán mucho menos eficientes que si estuviesen enmarcadas dentro de un acuerdo internacional. Todo esto está abierto al futuro, en este momento no se sabe que va a ocurrir… esperemos que finalmente, los Estados internalicen el los riesgos del cambio climático y se logre una armonización del comercio paralela a la reducción de emisiones de CO2.

 JN.- Hay países con legislaciones bien adelantadas en material de ambiente… España, Portugal… ¿por qué no copiar esos modelos?

JCS.-Aquí pareciera que si no sientes los rigores de las alteraciones del clima… si no te pega en el bolsillo… si no padeces físicamente sus efectos adversos, los países no reaccionan ante la inminente necesidad de actuar. España por ejemplo, es uno de los pocos países desarrollados con racionamiento de agua… han atravesado sequías fuertes… para ellos no se trata de prevención, ya lo están padeciendo… en el Mediterráneo las consecuencias se están viendo. Esto sin duda, ha movilizado a la opinión pública… y esa demanda social ha hecho que los dirigentes actúen y tomen decisiones importantes para enfrentar los efectos de las alteraciones del clima.

 JN.- ¿Hacia dónde vamos los venezolanos?… porque en nuestro país existen muchas y muy rigorosas leyes en materia ambiental… por ejemplo, tiene más peso penal tumbar un árbol que un semáforo… incluso Estados que tienen legislación especifica en el manejo de sus aguas… pareciera que hay muy buena intención desde el punto de vista jurídico… pero en la práctica, no estamos haciendo lo que deberíamos…

JCS.- Tu planteamiento es muy acertado y simplemente demuestra que no solamente con las leyes es suficiente. Adicionalmente deben existir políticas, medidas… sumadas a la educación ambiental – en eso creo que estamos fallando -. Veo con preocupación que en las escuelas básicas hemos retrocedido, cada vez se ve menos Educación Ambiental – o Ciencias de la Tierra – es necesario retomar esos mensajes para resaltar los valores y las riquezas naturales de Venezuela, revisar la forma en la que estamos impartiendo la educación. La exposición de los estudiantes a imágenes y experiencias de paseos para apreciar nuestra naturaleza se han sustituido por lo virtual de un computador, muchas veces los muchachos reconocen más rápido una imagen del extranjero que algún paisaje venezolano. Yo diría que esa si es una perdida de soberanía…

 JN.- Dr. Sánchez, algunas preguntas para develar ciertos mitos… ¿Es cierto que vamos a tener una crisis de agua en los próximos 70 años?

JCS.- Si no se frenan las emisiones de gases de invernadero, sin ninguna duda… al irse la temperatura hacia arriba, el aire caliente retiene mas humedad que el aire frío… entonces, al calentarse la atmósfera, sencillamente el agua que está sobre la superficie del planeta se va a ir a la atmósfera y no va a retornar en la misma proporción.

 JN.- ¿Es cierto que el hombre tiene la capacidad de crear una energía alternativa que sustituya al petróleo, pero acabaría con un gran negocio?

JCS.- ¡Relativamente! Es decir, no creo que se vaya a reemplazar totalmente al petróleo, al menos no mientras las señales del cambio climático no se manifiesten en toda su magnitud. Pienso que en el futuro seguramente van a progresar las energías renovables, van a estar allí, va a haber una mayor participación de esa forma de energía. El petróleo se va a seguir usando pero en mucha menor proporción, de lo que se trata no es de eliminarlo por completo, se trata de utilizarlo de una manera moderada y procesando los gases de combustión para que la concentración de los gases de invernadero no sea excesiva en la atmósfera.

 JN.- ¿Qué tan cierto es el deshielo de los cascos polares?

JCS.- Es algo que está medido y fotografiado por la NASA, es una realidad. Esa proporción de deshielo hasta ahora ha ido, más o menos, hasta un 20% desde que se comenzó a medir. Sin embargo, el conjunto de los datos que se tienen hasta el momento no es suficiente como para afirmar categóricamente que esa es una tendencia que se va a mantener a lo largo de todo el siglo, aún así, los indicios son bastante preocupantes.

 JN.- ¿Cuáles son las posibilidades de Venezuela en el tema de las energías alternativas?

JCS.- Venezuela tiene enormes posibilidades, sobre todo con la energía eólica y solar mayormente en el Occidente del país: en La Guajira, Paraguaná, los vientos tienen una velocidad sostenida muy alta que garantiza una productividad de electricidad bien interesante. El aprovechamiento de la energía solar es posible prácticamente en todo el país porque tenemos unos patrones de radiación solar particularmente altos. Pero creo que más que aumentar el abastecimiento de energía tenemos que ser más concientes en el uso de la que hoy tenemos; la despilfarramos… obviamente, por los precios altamente subsidiados de la energía existentes en Venezuela. Eso ha contribuido a que seamos pésimos en cuanto al uso de la gasolina; hay muchísimo por hacer para ser más eficientes.

Claro está, es mucho más costoso invertir en la construcción de una planta de energía eólica; pero si ves las proyecciones y sacas la cuenta a 60 o 70 años que duran este tipo de tecnologías, encuentras que la tasa de retorno de tal inversión vale la pena…el combustible es gratis: es el sol, es el viento. Venezuela tiene una reserva de combustibles fosiles significativa… pero debemos comenzar a interesamos en estas nuevas formas de energía. Sin duda ese será el futuro.

 JN.- Mientras tanto nos toca reciclar y cuidar un poco más…

JCS.- Así es, la sociedad del futuro va a ser una sociedad del reciclaje. Más reciclaje, menos materia prima extraída de los recursos naturales y menos contaminación descargada sobre esos medios naturales. Tenemos que aprender a hacerlo.

Entrevista publicada en la revista Biociencias de la Fundacion Nadvio: http://www.fundacionnadbio.org

About these ads

~ por makeoilgreen en 07/03/2011.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: